Publicidad

Escenas postapocalípticas: vehículos destrozados por las calles en el norte de Italia

Al menos una persona ha muerto durante las inundaciones registradas en los últimos días en Génova, que han provocado graves daños a la propiedad pública y privada. Después de tres días de lluvias torrenciales en el norte de Italia, el río Bisagno se desbordó y arrastró a su paso una gran cantidad de coches, rompió las ventanas de varias viviendas e inundó de lodo las calles de la ciudad.

Fuente: actualidad.rt.com

Publicidad
Comparte o Comenta con Facebook